viernes, 19 de mayo de 2017

Ácidos grasos


Siempre hemos pensado que las grasas es algo perjudicial y que nos aumentan kg de mas entre otras cosas.
Esto es algo erróneo. Necesitamos las grasas saludables en nuestra dieta, como las proteínas o como los hidratos aunque cada cosa en su proporción.

Vamos a descubrir un poco sobre los ácidos grasos.




Debemos saber que existen dos grupos de grasas
Saturadas
Insaturadas (monoinsaturadas)
poliinsaturadas (Omega-3 y Omega-6)

Las saturadas son los que debemos evitar pues nos pueden provocar enfermedades cardiovasculares a la larga.






Encontramos estas grasas en alimentos como:
Aceite de palma
Mantequilla
Carnes grasas
Quesos grasos
Leche
Nata
Embutidos
Dulces
Pasteles
Pizzas
Aceite de coco
Manteca de cerdo

Ya hemos visto algunos de los alimentos que debemos moderar.

Ahora vamos a conocer las grasas buenas, que son las insaturadas, dentro de este encontramos las monoinsaturadas, que los encontramos en alimentos como:
Aguacate
Nueces
Aceite de oliva
Almendras

Y los poliinsaturados:
Salmón
Aceite de girasol
Atún
Aceite de maíz
Aceite de soja
Sardinas


Porque nuestro cuerpo necesita los ácidos grasos insaturados?
Para llevar a cabo diferentes funciones como: dar elasticidad e hidratar la piel, hacen de transportadoras de vitaminas, protegen nuestros órganos, aumenta el colesterol bueno, nos ayuda en la regulación de la temperatura corporal,etc.


La fama del omega-3
Los encontramos en los vegetales, en los aceites de pescado, en los pescados y mariscos.
La función principal es que regulan el metabolismo de los omega-6.

La fama del omega-6
Lo encontramos en los frutos secos, en el aceite de oliva, en legumbres...
Su función principal es ayudar en la formación de hormonas, una buen desarrollo del cerebro, una buena formación de las membranas celulares, buen funcionamiento de las neuronas y la sinapsis entre ellas, buen funcionamiento del sistema inmunológico, etc.


Las grasas pueden proceder de los vegetales o de los animales.


Nosotros vamos a optar por una dieta equilibrada donde el aporte de grasas saludables esté presente y sea variado.


Es mejor optar a la hora de cocinar por aceite de oliva virgen, ya que es una grasa monoinsaturada con mucha resistencia a la calor y tolera bien las altas temperaturas a la que lo sometemos cuando lo calentamos.
Por otro lado las grasas poliinsaturadas son mas susceptibles y pueden oxidarse y perder sus vitaminas cuando alteramos el alimento en su manipulación.


Comer de manera saludable y equilibrada los alimentos que nos da la tierra es una opción por optar a una calidad de vida, en el que tu cuerpo lo agradecerá y verá unos cambios importantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario