viernes, 24 de febrero de 2017

El fin de las calorías

Es momento de reeducarnos, de volver a empezar des de cero y aprender la importancia de alimentarnos bien.

En esta última década se les ha dado mucha importancia a las calorías siendo la única base de una dieta (mal concepto).

Contar a cada instante, dejando de comer alimentos indispensables por otros llamados “light”, no es una buena opción para tu organismo hoy y mucho menos para el día de mañana.

Has de cuidar esta envoltura que la vida te ha regalado. Una buena manera de hacerlo es cuidándote des de dentro, proporcionando todos los nutrientes necesarios y si, es verdad que le damos mucha importancia al vernos delgados, aunque puedes tener las dos cosas sin seguir contando calorías.

Las calorías son la energía que tu cuerpo necesita para llevar a cabo el día a día de manera óptima.

Para saber cuántas kcal necesitamos hemos de saber unas cifras, como es la edad, la altura, el sexo, el peso y la actividad física. Con esto y una fórmula vamos a obtener la cantidad diaria que necesitamos.

De ahí la importancia de que no podemos comer únicamente valorando este concepto.
Incido mucho en el equilibrio, porque creo firmemente en él. Cada vez más creo en una buena educación alimentaria más que en una dieta impuesta con una finalidad.

Es un estilo de vida al que todos nos hemos de embarcar, para poder dar alas a nuestro cuerpo y sentirnos jóvenes de por vida.

Sé que en la sociedad que vivimos es difícil alimentarse bien por varias razones.
Me gustaría que tomáramos consciencia sobre este tema. Cuando vamos a un supermercado valoramos varios factores como la calidad y el precio, fundamentalmente este último.

Venden alimentos refinados a precio de ganga y alimentos puros integrales a precio de oro.
Existen muchos intereses de por medio, aunque siempre acaba recayendo en el peso de los más pesados, el interés económico, el famoso dinero.

Pero bien este es otro tema muy extenso del que otro día hablaremos.
Mi finalidad es que seáis conscientes de los productos que adquirís y claro que hemos de valorar el precio, aunque también hemos de mirar la etiqueta (cosas que tendrían que enseñarnos en el colegio des de pequeños para valorar nosotros mismos que sustancias introducimos en nuestro cuerpo).

Si creéis en vosotros mismos, si queréis ser el capitán de vuestro barco (cuerpo), Si queréis sentiros vivos y sanos…

Es momento de dejar de contar calorías y empezar a contar células.


Si les das vida alimentándolas bien ellas se harán fuertes y se multiplicaran, proporcionándote vitalidad y un buen funcionamiento en tu organismo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario