viernes, 27 de enero de 2017

PICKLES


Son alimentos fermentados o encurtidos. En los cuales encontramos muchos beneficios.

Vamos a conocer más a fondo los PICKLES.

La fermentación se remonta a muchos años atrás donde se utilizaba como método de conservación principalmente y luego se descubrieron sus grandes beneficios como por ejemplo los probióticos que contienen (ideales para la flora intestinal).
Hay varios tipos de fermentados aunque recomiendo los vegetales, estos tienen un sinfín de propiedades y su preparación es rápida.

En el supermercado encontramos chucrut, zanahoria y varios vegetales en conserva, por comodidad tenemos tendencia a comprarlos aunque hemos de saber que los sulfitos entre otros conservantes que contienen, hacen que se pierda su valor nutricional, además están pasteurizados lo que hace que la fermentación se detenga.

Vamos a optar entones por un método natural desde casa, con ingredientes ecológicos.

Parece que tenga mucho trabajo aunque simplemente es cortar los ingredientes bien finitos del resto se encarga el alimento. Más adelante vamos a ver cómo hacerlos, ahora vamos a descubrir cuantos beneficios nos aportan.

Este súper alimento imprescindible, no puede faltar en nuestro menú diario ya que es beneficioso para la flora por su contenido en probióticos, además ayuda en la digestión (se digiere más fácilmente), ayuda en la eliminación de metales pesados, regula nuestra absorción de las grasas de los alimentos, previene de muchas enfermedades como el cáncer, además estos alimentos tienen los niveles de vitaminas más altos.

En definitiva es un alimento en el que las bacterias nos ayudan a restablecer el equilibrio de nuestro sistema inmunológico y para combatir a otras bacterias malas que se hayan en nuestro intestino, facilitándonos así el organismo. 
Nuestro intestino es nuestro segundo cerebro es aquí donde se ejecuta una de las funciones más necesarias que es la asimilación de nutrientes. 

Alimentos fermentados que podemos encontrar:

Chucrut, aceitunas, tempeh, lácteos, vino, cerveza, miso, kimchi ( col china con especies picantes), té fermentado, té kombucha, kéfir, natto (soja fermentada), salsa de soja, vinagres, pan, embutidos, salmón ahumado, lassi (yogur indio), pepinillos, zanahoria, remolacha, pimientos, etc.

Como vemos hay una larga lista de alimentos fermentados, algunos de ellos no los aconsejo como los embutidos, leche, etc. Por su contenido en grasas entre otros. Nos vamos a centrar en los fermentados vegetales que son los que nos van a dar más beneficio. 

Como prepararlos:

Los vegetales que vayamos a utilizar los vamos a lavar y partir a trozos muy finos. Los vamos a poner en un recipiente grande y le añadiremos sal marina (sin refinar) y vinagre de manzana. Dejaremos macerar 3h mínimamente y luego se pueden poner en envases de vidrio, prensando mucho el alimento hacia dentro para que no quede aire. Se guardan los potes bien cerrados en un lugar sin luz durante 15 días, pasado este tiempo ya estará listo para consumir. Una vez abierto lo ponemos en la nevera para que se frene la fermentación. Próximamente publicaremos un post con la receta de conservas que hemos realizado.

Ahora no hay excusas para mantener nuestro intestino bien saludable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario