sábado, 14 de mayo de 2016

Un ser con un fin en la vida




Te has sentido o parado a pensar alguna vez ¿cómo he llegado hasta aquí?






Alguna vez… cientos de veces… o ninguna; Desde lo más profundo de mi corazón te animo a que realices este ejercicio de relajación profunda de tu vida. Para verlo como el contenido de una película que da como resultado un aprendizaje de vida y una finalidad de tu ser única y exclusiva con un propósito a hacer aquí en este planeta tierra como persona.


Bajo mi punto de vista no hay personas que valgan o no valgan para nada, ni que sean imprescindibles. Sino seres humanos con un alma en su interior que han escogido experiencias desde otro plano para vivirlas, con una determinada familia, enfermedad, amigos, país en el que naces y vives… Buenas experiencias o malas, pero siempre con una finalidad que es la de aprender, en el aquí y en el ahora de nuestro paso por la vida.


Siéntate… relájate…haz tres respiraciones profundas y empieza a analizar un seguimiento de tu vida profundo hasta el día de hoy que te ayude a reencontrarte con lo más profundo de tu ser.
Tomate ese espacio tiempo de reflexión para ti y si lo consideras oportuno coge lápiz y papel para apuntar por un lado todo lo que has pasado bueno y malo. Y por el otro todo lo conseguido hasta el día de hoy.


Os puede ayudar a reflexionar y ver todo lo conseguido hasta el día de hoy, para agradecerlo y quizás daros cuenta de que no era necesario pasarlo tan mal para conseguir esos cambios positivos en vuestra vida. O quizás sin esas experiencias no lo hubierais conseguido.

A lo mejor no es vuestro momento de hacerlo, pero os puedo decir que a mí me ha servido hace poco, para darme cuenta de que todo lo que he pasado en la vida me ha conducido a lo que soy ahora como persona y que lo que me llevo y llevare será una muy buena satisfacción personal.
Podéis daros vuestro tiempo y si lo deseáis poneros a hacer el ejercicio en varias veces, días o meses.


En la vida aunque a veces no nos demos cuenta tenemos siempre dos caminos a escoger en nuestras experiencias. Un camino de hacer o deshacer con experiencias buenas o un camino de conformarte con experiencias no tan buenas.
 Y sobre el que escojamos así nos va. Espero que este ejercicio os pueda servir como me ha servido a mí de reflexión en mi vida, para agradecer el cómo soy y me siento ahora.



La vida según se mire queridísimos lector@s es bella.

                                                                                        Begoña


No hay comentarios:

Publicar un comentario