viernes, 20 de febrero de 2015

Germen de trigo

 
El grano de trigo consta de varias partes, hay una que es muy importante, que es la parte del germen. Encontramos en ella, una alta concentración de nutrientes muy beneficiosos para nuestro organismo.



Hoy en día el trigo igual que la mayoría de cereales son sometidos a procesos de refinamiento, lo cual hace que se pierda gran parte de su valor nutricional. A la hora de comprarlos es importante que sepáis que no los encontrareis junto a los cereales refinados del supermercado.

Lo podéis encontrar en herboristerías y en algunos casos incluso en hipermercados (Carrefour, Alcampo, etc) en la zona de dietética. Lo venden en varios formatos. En copos para diluir en la leche, yogur, agua y para hacer recetas. En perlas, en aceite y en capsulas.


Vamos a conocer sus nutrientes y propiedades para ser conscientes de que nos aporta el germen de trigo.
Rico en proteínas, hidratos de carbono, grasas insaturadas, vitaminas, minerales y fibra.  




Su alto contenido en proteína es esencial para los procesos de formación, regeneración y reconstrucción del organismo. Al tomarlo notaras tu pelo, uñas y piel más fuertes y relucientes.

Hidratos de carbono complejos, al no estar refinado nos garantiza ser un alimento ideal para deportistas, ya que la glucosa se descompone lentamente proporcionando progresivamente la energía que necesita nuestro cuerpo.

Rico en ácidos grasos esenciales que nos ayudan a disminuir el colesterol y los triglicéridos en sangre. Ayuda en general a nuestro aparato circulatorio.



Alto contenido en vitaminas, entre las cuales encontramos:

-Vitaminas del grupo B: muy importantes en el buen funcionamiento del sistema nervioso, fortalecen el sistema inmunológico y ayudan a la correcta formación de hormonas. Es importante que este grupo de vitamina esté presente en nuestra dieta.  A los vegetarianos estrictos es recomendable que la ingieran pues puede ser que tengan carencias por no comer alimentos procedentes del animal que contienen altas cantidades. Contiene ácido fólico o vitamina B9, importante en el desarrollo adecuado del feto en una embarazada.




-Vitamina E: presente en grandes cantidades en este cereal, es un excelente antioxidante que nos ayuda a contrarrestar los efectos de los radicales libres.

También encontramos muchos minerales fundamentales para nuestro equilibrio.
-Rico en hierro, importante para prevenir la anemia.
-Magnesio ayuda mantener el buen funcionamiento en los músculos y regula los niveles de glucosa y la producción de proteína e hidratos de carbono.
-Potasio para mantener el equilibrio sodio-potasio.
-Calcio y fósforo para mantener unos huesos, dientes y uñas fuertes.

Rico en fibra, es fundamental para la salud de nuestro intestino y muy importante para combatir el estreñimiento.

Tiene tantos beneficios que también se utiliza en cosmética para hacer cremas y jabones para pieles secas, ya que el germen de trigo es abundante en grasas.

Personalmente utilizo los copos de germen de trigo y los diluyo cada mañana en la leche de avena, de soja o de arroz y añado mis cereales y galletas integrales. Es una buena manera de coger energía y empezar el día con buen pie. Su precio es muy asequible y es duradero bastante tiempo, ya que con 1 o 2 cucharadas de postre es suficiente.


Ahora que eres consciente de lo que te aporta el germen de trigo empieza hoy mismo a beneficiarte de sus nutrientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario