viernes, 6 de febrero de 2015

El estreñimiento

Hoy en día padecer estreñimiento es algo muy habitual entre la población y es algo con lo que deberíamos acabar.

Una mala alimentación, emociones mal digeridas, estrés, causas físicas, falta de ejercicio, etc. Son algunos de los agravantes de este estado físico.

La mayoría de personas que lo padecen tiran de fármacos para contrarrestar el dolor y ayudar a evacuar las deposiciones. Es un error enorme acostumbrar al cuerpo a tal barbaridad.

Si sabemos que la comida adopta el papel fundamental es necesario adquirir unos nuevos hábitos, para que todo funcione bien. Siempre y cuando no se padezca ninguna enfermedad, en ese caso siempre debemos consultar con nuestro médico.

La fibra conocida por todos, es esencial para cada uno de nosotros, padezcan o no estreñimiento pues nos ayuda en el trabajo del tránsito intestinal agregando volumen mediante la retención y absorción del agua. Esto produce que la materia fecal se ablande y pase con una mayor rapidez a través del colon. También desencadena movimientos intestinales que facilitan la evacuación.

¿Qué alimentos contienen más fibra?


La base de una buena dieta equilibrada ha de constar de frutas y verduras, que son altas en fibras solubles. Repartidlas durante el día. Por ejemplo: la fruta podemos comer una pieza por la mañana (kiwi) y otra al mediodía después de comer (ciruela) o trocearla en la ensalada, yogur, etc. La verdura al mediodía, un buen plato de ensalada de escarola y a la noche alcachofas hervidas. A esta dieta la acompañaremos con su dosis de proteínas e hidratos de carbono.

Luego nos podemos ayudar con otras fibras que son los cereales o las semillas. Cuando hablamos de cereales nos referimos a arroz, pan, avena, trigo, todos estos han de ser integrales, etc.

Las semillas como la chía, sésamo, lino…



Las legumbres son altas en fibras y aunque sintamos sensación de hinchazón producida por cúmulo de gas, son favorables para una buena evacuación.


Las algas tienen mucho alimento y son ricas en fibras. Introducirlas en nuestra alimentación es muy aconsejable y entre otras cosas, nos ayudan en los procesos intestinales.

Beber mucha agua es importante para hidratarnos y para ablandar la materia fecal. En general líquidos como zumos naturales, agua, infusiones, etc. Evitaremos las bebidas alcohólicas y bebidas con gas.


Después de las comidas una infusión que nos ayude a digerir es otra manera de sumar buenos hábitos.

De vez en cuando es bueno depurar el organismo. Tomar jugo de aloe vera nos proporciona una buena limpieza a nivel estomacal e intestinal.

Y con constancia todo se consigue. Cuando ya adquirimos estos hábitos empezamos a funcionar mejor y a sentir como ese estreñimiento va desapareciendo y despedimos a esa hinchazón que no va con nosotros.
A continuación os he elaborado un modelo de dieta de 1 día, rica en fibra.


 
Desayuno:
1 Kiwi
3 Tostadas de semillas de chia con queso fresco
1 Vaso de leche de almendras con levadura de cerveza (cucharada postre)




Media mañana:
1 Infusión
2 Galletas integrales de sésamo



Comida:
Ensalada verde mix de escarola y lechuga
Ensalada de lentejas con naranja y zanahoria
Conejo al horno con ciruelas



Merienda
1 Yogur con semillas de lino



Cena
Alcachofas al vapor
Salmón al papillote
1 Infusión






Es importante mantener un equilibrio, cualquier exceso es malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario