viernes, 9 de enero de 2015

LA VITAMINA D


Las vitaminas son micronutrientes muy necesarias para nuestro organismo. Cada una tiene muchas funciones y un papel principal con su acción correspondiente.
Hoy vamos a conocer más a fondo la vitamina D o también conocida como “la vitamina del sol”. Este nombre se debe a que el cuerpo la produce cuando nos exponemos directamente al sol. La encontramos almacenada en el tejido graso del cuerpo con sus respectivas compañeras, las vitaminas liposolubles que son: la vitamina K, E, A y nuestra vitamina estrella, la D.

Podemos decir que su trabajo ejerce en ayudar al cuerpo a absorber el calcio y el fósforo que ingerimos mediante la dieta. El calcio es un mineral indispensable en la formación y fortaleza de nuestros huesos.

Cuando hay una carencia de esta vitamina o bien una carencia de calcio nos podemos encontrar con casos de enfermedades como el raquitismo sufrido por niños o la osteoporosis padecida por adultos.
Para prevenir esto y ayudar a nuestro metabolismo a que funcione correctamente y no le falte de nada tendremos en cuenta seguir una dieta equilibrada e ingerir alimentos que contengan esta vitamina. 

Normalmente la mejor manera de que nuestro cuerpo la produzca es con el sol, como anteriormente hemos mencionado. Exponer nuestra piel 10 minutos al sol ¾ veces por semana son suficientes para que todo funcione bien. Debe darnos el sol directamente. 

Hay algunos alimentos que contienen cantidades de vitamina D como es el pescado azul y por excelencia, el salmón y el atún. 

Encontramos también algunos alimentos enriquecidos con esta vitamina como: la leche, yogures, cereales, etc. Son alimentos que no la contienen de manera natural sino que han sido agregadas con la finalidad de enriquecer el producto. Estos alimentos también se les conocen como funcionales.

Otros alimentos que aportan pequeñas cantidades de vitamina D son los champiñones, la yema del huevo, etc.




Otra vía es tomando suplementos ya que muchas personas necesiten tomar un mayor aporte debido a la alimentación o a la exposición solar ( si pasa muchas horas en lugares cerrados sin exposición o vive en un país donde el clima no les permite ver mucho el sol, por ejemplo).

Sabemos que es muy buena esta vitamina aunque vamos a ver sus efectos secundarios cuando tenemos un exceso de esta. Puede ocurrir que los intestinos absorban mas calcio de lo normal y este al ser muy elevado provoque cálculos renales, confusión, náuseas, vómitos, inapetencia, pérdida de peso, debilidad, estreñimiento y depósitos de calcio en los tejidos del corazón o pulmón.

Recordamos que es importante:
  • Mantener una exposición al sol 10 minutos al día (Con 3/4 días a la semana ya es suficiente).
  • Aportar en nuestra dieta alimentos como el pescado graso, alimentos enriquecidos con esta vitamina, huevo, champiñones, etc.
  • Suplemento de vitamina D en caso necesario.

Hacerse un chequeo al médico de vez en cuando y pedir que nos hagan una analítica viene bien para llevar un control de nuestro estado de salud, también es importante y fundamental escucharse y conocerse a uno mismo.

Después de leer esto si ves que hace un sol rico, un paseíto por el bosque, la playa o la ciudad te sentará fenomenal.




                                                         Yasmina

No hay comentarios:

Publicar un comentario