sábado, 14 de diciembre de 2013

Errores frecuentes a evitar en la practica deportiva

Bien amigos, de nuevo estamos aquí.

En nuestro siguiente artículo, os voy a hablar sobre una de las cosas que creo que son más importantes de saber.

Os hablaré de los errores más comunes que hacemos cuando realizamos actividad física, ya sea de manera suave, moderada, o más intensa, y que nos hace ralentizar resultados positivos, o que no sean todo lo adecuados que queremos.

Me explico, son métodos incorrectos, que quizás no le demos la importancia que tiene, son costumbres “insanas”, a las que hay que cambiar.

Iremos paso a paso nombrándolos, y en su caso comentado los porqués uno a uno.
Ahí van.

-No es recomendable realizar actividad física tanto de noche como a plena luz del día en verano: Tenemos que tener en cuenta que la práctica de la actividad física comporta unos cambios que alteran el sistema nervioso central de nuestro cuerpo, lo estimulan y eso es beneficioso. Pero cuando se realiza en horario de noche, al estimularnos, en vez de relajarnos por “estar cansados”, nos ha activado al ser horas próximas al sueño, y por tanto nos hace el efecto contrario, y nos provoca insomnio. Si que se puede practicar actividad física de noche, siempre que sea leve/moderada (suave). Y por lo que hace a la práctica en plena luz del día en verano, es lógico que no sea recomendable cualquier tipo de ejercicio, ya que nos puede comportar un golpe de calor.

-¿Hacer estiramientos? Antes o después del ejercicio?: Ésta es una pregunta que me hace muchísima gente, pues hay profesionales con distintas opiniones. Es mi opinión, yo aconsejo no estirar en estático antes de empezar a la práctica de ejercicio. Mi explicación es, por que nosotros por ejemplo si queremos realizar running, 
caminar o bicicleta, ya queremos empezar “activos”, por lo tanto es ilógico que antes de empezar a hacer la práctica nos paremos a estirar (elongar) la musculatura, ya que nos volveremos a quedar “fríos”, y lo que queremos es “calentar” nuestra musculatura, prepararla para lo que viene. Un ejemplo sería si queremos hacer el running, empezar muy suaves trotando, y progresivamente ir subiendo la intensidad. Lo que sí que recomiendo es realizar tanto movilidad articular, y ejercicios de estiramientos, pero siempre en movimiento, nunca parados. Por lo que hace a la parte posterior al ejercicio, si que recomiendo estirar en estático, ya que estamos volviendo a la “calma”, y ya no nos importa quedarnos “fríos”, ya que ya terminamos el ejercicio. Además de relajar la musculatura.

-Usar calzado y ropa adecuada a la actividad que realicemos: Uno de los aspectos muy a tener en cuenta. Llevar calzado adecuado es súper importante, ya que si llevamos un calzado de “calle” por ejemplo de suela plana, al caminar o correr, éstas no absorberán el impacto en el suelo, y se irán dañando nuestras articulaciones…y tendremos más riesgo de lesionarnos. Por lo que hace a la ropa a llevar, es importante también la ropa adecuada al ejercicio, tienen que ser de tela adecuada, ya que así se favorece la libertad de movimiento, la transpiración…

-Abrigarse en exceso con muchas prendas de ropa encima, camisetas térmicas…: Una de las mayores leyendas urbanas que existen, y además incorrecta e ilógica. Me explico. Muchas personas podemos ver en temporadas calurosas o primaverales, en las que llevan excesivas prendas de ropa. Esto se debe a la falsa creencia de que “cuantas más prendas lleve encima, más sudaré y por lo tanto, más adelgazaré”. FALSO. Lo único que conseguiremos de ésta manera es incomodarnos en la práctica del ejercicio, y lo más importante, conseguir que nos deshidratemos perdiendo agua y sales minerales de nuestro cuerpo.

-No beber líquido cuando vamos a realizar ejercicio: Es súper importante beber en relación al ejercicio físico, es súper importante que estemos correctamente hidratados, tanto previa, durante y después del ejercicio. Es esencial. Sobre todo en días calurosos o de mucha humedad. Otra cuestión importante a tener en cuenta, es 
que no hace falta que empecemos a sentar sed para beber agua, pues hemos de ir hidratándonos. Es indispensable la utilización de agua para hidratarnos, aunque también podemos ayudarnos de bebidas energéticas. Particularmente, yo no recomendaría tomar bebidas excitantes para substituir el agua.

-No alimentarse correctamente: Si antes hemos hablando de la importancia de la hidratación, no es menos importante la alimentación. Antes de ejercitarse, es importante que nuestro organismo tenga nutrientes suficientes para alimentarse durante el ejercicio, si no los tiene porqué no nos hemos alimentado correctamente, aparecerán las famosas “pájaras”, que es una sensación progresiva y de golpe, de sufrir un bajón físico, dado por la falta de nutrientes. Si vamos a realizar una práctica suave, no hace falta haber ingerido alimentos mucho tiempo antes, pero si la práctica será más bien intensa sí que se recomienda que sea bastante antes, ya que así el cuerpo va asimilando en el proceso de digestión. La alimentación debe ser cuanto más variada, completa y con las Kcal necesarias mejor.

-Hago actividad física  después de comer o en ayunas: Resulta lógico no realizar práctica después de haber comido, pues estamos en pleno proceso de digestión, además de la incómoda sensación de tener la comida “ahí”. Puede llegar el caso de sufrir un corte de digestión, ya que es recomendable estar tranquilo cuando se acabe de comer, o caminar suavemente para “bajar la comida”. También resulta ilógico hacerlo en ayunas, ya que nuestro cuerpo hace horas que no recibe alimento alguno, y tenemos el riesgo de sufrir hipoglucemia (bajada de los niveles de azúcar en sangre) y con sus posteriores mareos…además bajaremos mucho el rendimiento. Es importante realizar un desayuno energético y saludable, por ejemplo combinando cereales, pan, copos, fruta, lácteos…

-No debo realizar práctica física durante el periodo menstrual: No es correcto que no sea beneficioso hacer ejercicio durante la menstruación. Al contrario, la actividad física moderada ayuda a mejorar la circulación de la sangre, disminuye la retención de líquidos, y en general reduce los malestares propios. 

-Debo hacer actividad física por obligación: No es beneficioso que nos auto impongamos por obligación el realizar actividad física. Como he dicho en algún artículo anterior, la actividad física debe ser para dar respiros a nuestro cuerpo, tanto físicos como psicológicos, para disfrutar de ella. Si una persona se empieza a obligar a practicar actividad, y más si no le gusta,  es posible que al poco tiempo se aburra, empiece a poner excusas y acabe abandonando la práctica. Si nosotros somos capaces de hacer la actividad que nos guste, la haremos sin “obligaciones” y disfrutaremos mucho más de ella. Busca alguna actividad física que te guste y practícala!
  
-“Estoy en primavera, y para verano de aquí a 3 meses quiero estar perfect@: Todo el mundo ha escuchado de alguien ésta frase, o de nosotros mismos. Primero de todo hay que tener claro que en 3 meses no se consiguen milagros. Debe ser una práctica regular. Si queremos mantenernos ágiles y sanos, debemos pensar en realizar actividad de manera regular todo el año.

-“Empezaré a trotar/nadar/correr/pedalear...el primer día a tope”: Nada más lejos de la realidad. No es aconsejable en ningún caso empezar de manera rápida y de golpe un tipo de actividad física. Sea cual sea la escogida, empezaremos los primeros días a intensidad suave, y con el tiempo iremos subiendo intensidad y frecuencia (días).

-Ir cada día a realizar la actividad que me gusta: Si nuestro objetivo es por ejemplo nadar, y queremos llegar al objetivo con el tiempo de conseguir hacer 1km seguido, y como en todo método de entrenamiento más avanzado, deberemos darle descanso a nuestro cuerpo, ya que si no existe el riesgo de sobreentrenamiento, ya los músculos que están implicados se fatigarán y conseguiremos el efecto contrario. Hay que decir que estos músculos implicados en la actividad que sea necesitan descansar para poder progresar. La manera más correcta de llevar un plan completo, si se quieren llegar a objetivos más personalizados, tiene que estar supervisado bajo profesionales deportivos.


-Me duele mucho la rodilla, pero la voy a forzar porque deseo seguir en forma para el verano: He escuchado muchas veces ésta frase, sobretodo de gente joven que a pesar de tener molestias en una zona de su cuerpo, se machacan y no le dan descanso para que ésta se recupere. Cuando tenemos cualquier zona del cuerpo lesionada, si le metemos mas ejercicio, ésta seguramente se resentirá, y al no darle descanso, además con el tiempo puede acabar por dañarse, y a su vez, a sobrecargar o lesionarse otras zonas. Resumiendo, si tenemos una lesión hay que darle reposo, o realizar actividad leve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario