viernes, 15 de noviembre de 2013

Nutrición deportiva


Alimentarse correctamente es esencial para poder llevar a cabo una vida saludable.

Es importante para cualquier persona (deportista o no), tener una dieta equilibrada para nutrirnos correctamente y que no nos falte de nada.

En este artículo haremos hincapié a la rama de nutrición para deportistas, ya que sus necesidades nutricionales/físicas requieren especial atención.

Primeramente tener claro en que alimentos se basa una dieta equilibrada. Con ella conseguimos la energía, la regulación del metabolismo, la reparación de los tejidos, la regulación hídrica, el fortalecimiento, etc.


Los hidratos de carbono juegan un gran papel, sobretodo en deportes cardiovasculares (atletismo, natación, ciclismo, etc). Es muy importante que aumentemos o reforcemos su ingesta, ya que el gasto energético es muy alto. Los encontramos en alimentos como: el arroz, la pasta, los cereales, el pan, las legumbres, los frutos secos…
Consumirlos antes y después del ejercicio, nos ayuda a rendir mejor, ya que estos son alimentos importantes para que nuestro cuerpo responda a la acción. Los hidratos de carbono han de ser integrales para que nos proporcionen todos sus nutrientes y nos ayuden a mantener un buen rendimiento.




Hidratarse correctamente principalmente con agua, zumos naturales y bebidas isotónicas antes, durante y después de la actividad física es muy importante para mantener un equilibrio de las sales minerales de nustro cuerpo y una hidratación óptima.





En deportes de fuerza y resistencia (remo, boxeo, tenis, artes marciales, etc) es importante el aporte de proteínas. Estas las encontramos en alimentos como la carne, pescado, huevos, lácteos, primordialmente, etc. Cuando el cuerpo es sometido a un deporte de mucho esfuerzo y ya ha agotado sus reservas de glucógeno y grasa, empieza a tirar de la energía del musculo mediante una enzima y aminoácidos, esto supone un desgaste excesivo del propio organismo. 

Por eso es fundamental que aportemos proteínas de alto valor biológico a nuestro valioso cuerpo.


Las grasas aunque pensemos que son perjudiciales deben de tenerse en cuenta por su función en la nutrición de los deportistas. Siempre hablamos de grasas saludables como son las insaturadas (monoinsaturadas y poliinsaturadas) que se encuentran en pescados azules, frutos secos, aceite de oliva/girasol/maíz, cereales, etc. Tendremos en cuenta la ingesta de estos alimentos para aportar al cuerpo la capa de protección necesaria para que pueda tirar de ellas cuando se ha gastado las reservas de glucógeno.



Comer verduras y frutas nos ayuda a regular el organismo, a repostar vitaminas y minerales, a aprovisionarnos de antioxidantes y ayudarnos a ir al lavabo. Son muy importantes para mantener una buena dieta equilibrada.






Practicando un deporte que nos motive o apasione y alimentándonos adecuadamente, conseguimos obtener un rendimiento físico alto, un buen estado de salud/fortaleza física y mental y ganar en positividad. Y qué mejor que compartir tus aficiones y tus alimentos con los amigos y seres queridos.

Ejercita tu cuerpo y tu mente. Alimenta tu cuerpo y tu mente. Mima tu corazón y el corazón de los demás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario