jueves, 28 de noviembre de 2013

Mijo



El mijo es un alimento con muchas propiedades y es esencial tenerlo en cuenta en nuestros platos por su aporte nutricional y su precio asequible.
El mijo perla (Pennisetum glaucum) es una especie botánica de gramínea

Se originó en África y más tarde su cultivo se expandió al sur de Asia.
Es un cereal que aguanta bien cualquier inestabilidad climática como: altas temperaturas, poca lluvia o incluso tierra poco fertilizada, etc.

Como hemos mencionado antes es un alimento asequible, que se puede encontrar de forma fácil en herboristerías, tiendas de dietética o grandes superficies.

Su gran valor nutricional también hace decantarnos para consumirlo y es una alternativa del arroz o la pasta. Su sabor es exquisito y es de fácil combinación con el resto de alimentos. Considerado como un alimento ideal para dietas macrobióticas por su alto contenido en mineral alcalino. 

Vamos a ver sus propiedades nutricionales y más adelante veremos de qué manera se puede utilizar/cocinar.

Aporta un alto contenido en carbohidratos de absorción lenta, proteína vegetal, fibra, ácidos grasos saludables (insaturados), vitaminas: B1, B2, B9; minerales: magnesio, hierro, fosforo, cinc, sodio, potasio, calcio, etc.

Su alto contenido en hierro hacen que el mijo sea ideal en casos de anemia, calambres musculares, debilidad física y psíquica, en embarazadas, estudiantes, etc.
Es un alimento que va bien para combatir el estrés, revitalizante, diurético y digestivo.

A parte de su uso directamente como alimento humano, también lo utilizan en otros países como combustible, alimento para el ganado, como cultivo protector, forraje, etc.

En la cocina se puede emplear de muchas maneras. Hay varias recetas donde se puede sacar mucho partido a este cereal, por ejemplo: mijo salteado con verduras. Consiste en saltear las verduras en una sartén y hervir el mijo en una olla (20min), colarlo y saltearlo con las verduras para que coja el sabor, como toque final en casa le echamos un poquito de salsa de soja y queda muy sabroso. Se pueden hacer sopas, ensaladas, croquetas, hamburguesas, paella de mijo, etc.

No contiene gluten lo cual permite adaptarlo a la dieta de cualquier persona con celiaquía.


Vamos a saborear la vida y los alimentos que nos da la tierra, que son muchos. Conocerlos es fantástico para poder proporcionar a nuestro organismo una luz de armonía para nuestro paladar y nuestras células que se alimentan de lo que les transmitimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario