viernes, 1 de febrero de 2013

Sésamo





El sésamo es originario de la India y de África, de uso culinario y terapéutico.
Existen dos variedades de sésamo, el blanco y el negro. Los dos de diferente sabor, solo que el sésamo negro, tiene mayor cantidad de hierro.
De las semillas de sésamo (también llamadas ajonjolí), se extrae el aceite vegetal, rico para cocinar y bueno para terapias manuales. En Asia se emplea en la cocina, como reforzador del sabor de algunos platos.
Es rica en aminoácidos, antioxidantes, vitaminas del grupo B y minerales, especialmente en calcio.





Sesamo negro


Propiedades terapéuticas:
Refuerza el sistema óseo, es indicado en estados carenciales, como osteoporosis y caries. Sirve para problemas circulatorios, disminuiye el colesterol, para la anemia y es un buen reconstituyente energético.
Debido a su elevado contenido en lecitina y fósforo, va bien para fortalecer el sistema nervioso. También previene la arterosclerosis y la hipertensión arterial, retardando el envejecimiento celular.

                               
El sésamo en la cocina:
Podemos encontrar las semillas de sésamo tostadas, sin tostar, en aceite, en tahin (es una pasta de sésamo que se emplea como condimento), gomasio (es la semilla del sésamo molida con sal), cereales, hiervas aromáticas, harina…
Su uso en la cocina puede ser en ensaladas, verduras, carnes, pescado, yogur, rebozados, pan, para decoración de postres o condimento para salsas y patés.








  

1 comentario:

  1. Esta muy bien tener un sitio de donde sacar toda esta información tan interesante.
    Gracias chicas

    ResponderEliminar